LA BÚSQUEDA DE INFORMACIÓN
CONFIABLE EN LA ERA DIGITAL

Es posible hallar información de manera rápida y de diversas fuentes, usando motores de búsqueda especializados.

MIGUEL ALJURE
Biólogo

La búsqueda de información bibliográfica confiable es uno de los primeros pasos al hacer una investigación, y una de las tareas que con mayor frecuencia los estudiantes realizan sin mucha rigurosidad.

Ciertamente, con la cantidad de información disponible en la era digital, puede ser difícil discriminar las fuentes confiables, en especial cuando se aborda un tema que no se domina. Por eso, conviene tener algún criterio inicial para llevar a cabo esta búsqueda de información, y el más sencillo y útil es enfocarla en fuentes académicas. Si bien esto no garantiza la veracidad de la información, sí aumenta la confianza en la misma, pues en el mundo académico se busca trabajar con hechos y datos comprobados siempre que sea posible, y los textos se someten al escrutinio de otros investigadores con conocimientos del tema trabajado, entre otras razones.

Así, conviene buscar libros que traten los temas de interés con un enfoque académico, y es posible acceder a escritos oficiales de centros de investigación, universidades y entidades gubernamentales, entre otras. Pero a menudo resulta más práctico y fructífero buscar información en un buscador de internet, y es posible filtrar, de forma muy sencilla, el tipo de fuentes a las que se accede.

En el buscador más popular en la actualidad, Google, hay una opción para limitar la búsqueda a fuentes académicas. Para hacerlo, basta con escribir en el cuadro de búsqueda “google académico”, o si se prefiere, “scholar google”, su versión en inglés (cabe recordar que la mayoría de la información académica está en inglés, por lo que resulta conveniente aprender a manejarla en ese idioma), y acceder al primer enlace que se muestra. También se puede acceder directamente a la página, usando la dirección https://scholar.google.com/. Este motor de búsqueda, al que se puede acceder sin costo, también tiene un cuadro de búsqueda en donde se escribe el tema de interés, pero este motor se enfoca en editoriales, bases de datos bibliográficas y bibliotecas, entre otros. Entre los resultados que arroja hay artículos de revistas académicas, informes técnicos, tesis de grados, libros y otras fuentes similares, excluyendo los resultados que no tienen un evidente trasfondo académico, como blogs o redes sociales.

Por supuesto, esta herramienta también tiene algunas limitaciones: la precisión de los resultados depende en buena medida de los términos de búsqueda, muchos resultados solo están disponibles parcialmente, a menos que sean comprados, y no hay garantía de que todos los resultados sean realmente confiables. No obstante, este motor resulta una excelente fuente primaria de información, sobre todo en comparación a otras formas más tradicionales de buscarla. Además permite hacer con facilidad indagaciones posteriores, más específicas, y en otros lugares o con otras herramientas.

Otros motores de búsqueda, de libre acceso y enfocados en resultados académicos, son citeseerx (http://citeseerx.ist.psu.edu/index) y freefullpdf (http://www.freefullpdf.com/).

Durante la enseñanza, es de suma importancia fomentar y explicar cómo llevar a cabo la búsqueda de información confiable y relevante. Los recursos informáticos son herramientas poderosas en la educación y la investigación, y a menudo su uso es tan sencillo como el de otros recursos que se emplean cotidianamente.