LAS TIC EN EL AULA:
MÁS ALLÁ DE GOOGLEAR, POSTEAR Y CHATEAR

La importancia del uso de las tic en las aulas recae en cómo contribuyen para alcanzar los objetivos de aprendizaje.  

DORA CRISTINA ENRÍQUEZ LÓPEZ
Rectora

Desde hace algún tiempo venimos acuñando nuevos términos en nuestro léxico coloquial, palabras como googlear, postear, chatear no resultan indiferentes en un ámbito educativo. A pesar que algunos docentes no son contemporáneos a la aparición de aplicaciones como whatsapp, no son ajenos a su existencia. Los docentes pueden no pertenecer a una red social, pero conocen sobre facebook, instagram, entre otros, ya sea por los medios de comunicación o por el simple hecho de interactuar a diario con los denominados nativos digitales.

Se podría pensar que las formas de acceder a estas nuevas tecnologías están muy relacionadas con el medio en el que nos desenvolvemos. Curiosamente, en la zona rural, en la que la brecha digital es más sentida, se encuentran profesores que le apuestan a dar a conocer su trabajo al mundo entero a través de grupos en Facebook.  Aunque el uso de esta herramienta sea meramente el de publicar una foto de los estudiantes posando en el laboratorio, con el fin de conseguir unos cuantos likes. Esto hace que su quehacer resulte más significativo dadas las características del sector en el que se desarrolla. Otros, quienes cuentan con planes de datos en sus celulares, aprovechan el grupo de docentes que alguno creó para mostrar las múltiples actividades que se hacen en la escuela, a través de fotos de sus educandos posando en la huerta, con la actividad manual, en la celebración del día del niño para buscar la aprobación de sus colegas a través de emoticones.

Estos grupos, creados en Facebook o whatsapp, de alguna manera generan en los docentes el sentirse acompañados, aprobados, reivindicados.  No es esta una necesidad de todos los maestros, algunos prefieren hacer su trabajo sin mostrarlo, confían más en la llamada y la voz del otro, que en la carita guiñando el ojo, se abstienen de crear su perfil con su mejor fotografía, pero aun así, conocen lo que significa la pregunta “¿tiene face profe?” Acercarnos a las nuevas tecnologías es relativamente fácil, es muy usual hablar de las TIC en el aula, haciendo referencia a un docente que usa una aplicación virtual o local para desarrollar una actividad con sus estudiantes.  Pero apropiar estas nuevas tecnologías en el aula de clase como estrategia de aprendizaje es el verdadero reto.

Las redes sociales se han constituido en el espacio por excelencia para compartir inquietudes, frustraciones, alegrías, fotos, canciones, para sentirnos menos solos en la vereda, con apenas dos casas a más de 100 metros de distancia, pero lo substancial, lo verdaderamente importante: el aprender de la experiencia del otro, el refutar y aportar a la labor del colega, el construir, que supone una red social, puede estarse quedando en lo superficial. Afirmar que las TIC han llegado a las aulas se puede estar reduciendo tan solo al boom de hacer parte de la onda digital, más que hacer uso de las mismas, quedándose tan solo en acciones como googlear, postear y chatear. Afortunadamente, estas interacciones y acercamientos a las nuevas tecnologías, no están terminadas, y pueden llegar a ser verdaderas comunidades de aprendizaje.

Deja un comentario